No sonrías solo porque te hagan una foto o te cuenten algo divertido. Sonríe porque sí. Sonríe porque existen pocos momentos para ser feliz, & cada uno de ellos hay que disfrutarlo al máximo. Sonríe por las personas que piensan & se preocupan por ti. Sonríe porque te lo mereces, porque cada uno merece tener su momento de felicidad.

sábado, 29 de enero de 2011

La resignación es un suicidio cotidiano.

1 comentario:

  1. MUY BUENO yu blog! me encanto *-* te sigo, un beso linda ♥

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :), Vuelve pronto.